martes, 28 de abril de 2009

Quentin Tarantino e Inglorius Bastards

Quentin Tarantino, como ya dijimos ayer, va a estrenar su próxima película -"Inglorius Bastards"- en el Festival de Cannes. El director guardará un buen recuerdo de este certamen pues allí ganó con "Pulp Fiction".

Es curioso repasar el listado de ganadores de la Palma de Oro: casi todas las películas son comprometidas, superan el puro ocio para hacer reflexionar al espectador. Ahí tenemos a "Entre les murs" ("La Clase"), que ganó el año pasado; o "4 meses, tres semanas, 2 días" de Cristian Mungiu; hace dos. Si nos fijamos en los años cercanos a 1994 (cuando Tarantino ganó por "Pulp Fiction"), veremos que "Underground", de Kusturica, ganó al año siguiente; o que "The Piano" lo hizo el anterior. "Pulp Fiction" es una balsa en medio de la historia de Cannes; es un caso tan extraño que incluso ganó en la competición a una obra maestra como es "Rouge"de Kieslowski.

Este extraño giro que dio el Festival ese año posiblemente estuviese propiciado porque Clint Eastwood era el Presidente del Jurado: una mirada extranjera a un certamen que suele ser un puente entre la cinematografía europea y la norteamericana, y que enlaza con la oriental. Pero esta edición es una verdadera incógnita porque parece que su anterior trabajo "Grindhouse" (en concreto el segmento "Death Proof") no convenció a la crítica, aunque sí a muchos espectadores.

Como aficionado al tipo de cine de Tarantino debo decir que no espero mucho de este nuevo trabajo. Deseo equivocarme, pero, a priori, no veo ningún aliciente para ver el film. Posiblemente no sea así, pero el director ha sido tan analizado que es dificíl que nos sorprenda a todos con una forma de narrar original como la de Pulp Fiction, o con una canción pegadiza unida a una matanza. Además, el contexto histórico es un apartado básico en Inglorius Bastard, y no creo que la violencia explícita y los diálogos ocurrente puedan cubrir las exigencias de los seguidores más férreos. Una baza importante tiene a su favor: Brad Pitt, que ha demostrado su polivalencia en personajes como el estúpido de Burn After Reading, el gitano de Snacht y como el mejor personaje de la historia del cine (según Empire): Tyler Durden.

Por mi parte, el trailer me deja indiferente, casi pienso que se están riendo de mí al caricaturizar a los nazis. Espero vuestras opiniones: