jueves, 28 de agosto de 2008

Los hay que no aprenden


Por menos, mataban en la Edad Media:

http://www.elpais.com/articulo/Revista/Verano/Buenos/dias/elpepirdv/20080828elprdv_5/Tes

Y es que Daniel Sánchez Arévalo, el cual ya me hizo ver lo más bajo del cine hace unos días, no aprende, y peor aún, demuestra su ignorancia con cada línea que le dan en El País. Que visto lo visto, y con el revuelo que está creando, el editor que se haya atrevido a dar una columna a semejante mindundi seguramente se lo esté pensando.
Porque el que se pica, ajos come, y durante la última semana parece que a Arévalo le ha caído mucha mierda encima, sólo hay que leer las cartas enviadas por los lectores. Pasa de considerarnos a todos paletos, gilipollas, incultos... a denominarnos únicamente LADRONES. Que quien sabe, con lo que lo repite, quizás sea el título de su próximo proyecto. De paso podrá incluir chorradas como estas en el guión:

"Buenos días, señor panadero, ¿me cobra una barra de pan? Le aviso de que me llevo dos, ya ve que voy de legal, así que no me sea quejica"... "Buenos días, señor vendedor de coches, me gusta este coche. Me lo voy a llevar gratis porque el precio está inflado, pero no se preocupe, que lo compartiré y le diré a todo el mundo lo bien que funciona"... "Buenos días, señor jardinero, qué bonitas rosas. Me voy a llevar un ramo para mi novia. Total, por unas cuantas... No se ponga melodramático y déme las tijeras de podar"...

Y sustituye panadería, concesionario, parque, otro parque y hogar por sitio donde robo o Internet. ¿Qué queda?


Que qué queda, demostrada queda la absoluta mediocridad de Arévalo como persona. Y más cuando nos argumentan que somos unos ladrones, con ejemplos tan pueriles como los arriba citados. Pero no es necesario que yo argumente en su contra, es mejor que lo haga "LA LEY", espero que Arévalo vea este video, donde un JEFE DE POLICÍA, pone a la luz lo que muchos sabíamos, las descargas en internet son legales. ZAS en toda tu boca!

min. 2:52

http://es.youtube.com/watch?v=wk7j_Pe1itg&feature=related




Aleksandra


Chechenia, Sokurov y una abuela ecuménica

La anciana Aleksandra sube a un vehículo blindado del ejército ruso. Los soldados la miran; nadie entiende lo que está pasando. El espectador, desde su butaca, comparte la misma sensación.

Alexander Sokurov(en la wikipedia), el realizador ruso que sorprendió a toda Europa con Madre e Hijo (1997), libera en su último trabajo, Aleksandra, a una abuela en Chechenia y la usa como explorador. Sus ojos, cansados y melancólicos, son el punto de vista desde el cual el director explica el conflicto que vive ese territorio en particular, y Rusia en general. La cámara no es la primera persona de la acción, sino que Sokurov intercala planos fijos y largos (lo cual acentúa la debilidad de la mujer frente al poderío militar) con tomas cercanas y con movimientos irregulares; aún así, el espectador se relaciona primero con Aleksandra porque la siente cercana, ecuménica.


La trama de la historia gira en torno a una abuela que viaja a un campamento militar para visitar a su nieto que está destinado allí, y en donde es uno de los hombres más importantes del batallón.
A partir de esta premisa, Aleksander Sokurov nos presenta a dos personajes distintos, contrarios, pero que mantienen un vínculo inalterable: la familia. Denis y Aleksandra, nieto y abuela; uno, joven y triunfador, y otra, mayor y renqueante. Su nieto es un hombre, aunque Aleksandra, en sus ojos, mantiene la mirada tierna de quien contempla a un niño. Él ha evolucionado al estadio superior, del que es imposible regresar: ha matado.
Las conversaciones entre los dos están cargadas de reflexión, los diálogos son un lujo (yo la vi en ruso, lo cual es mejor aún), y, en este punto, quiero recoger uno de los tantos que me llamaron la atención: la situación es la siguiente, Denis, vestido con su guerrera, confiesa que ha matado. Su abuela contesta lo siguiente: - "No todos los hombres que se caen están muertos".
El análisis correcto (uno de tantos) podría ser el siguiente: ella, desde su experiencia (su marido militar, el abuelo, era recio y duro) quiere mantener la inocencia de su descendiente para que no se convierta en una persona cruel e insensible.

Mientras la relación abuela-nieto se conforma gracias a encuentros y desencuentros (alcanzando un punto máximo en la escena en la que Denis le hace una trenza a Aleksandra -como cuando él era niño-); la historia se subdivide en pequeñas ramas, como si creciesen desde el tronco de un árbol.


La mujer es independiente y así lo manifiesta. Es curioso ver la imagen de una señora mayor caminando sola por un campamento militar, rodeada de soldados armados, vehículos blindados, etc. En este punto, Sokurov pone en conflicto a las tropas (de actitud castrense y jerarquizada) con la incompresión y la inocencia ,voluntaria y deseada, de la señora Aleksandra. Así, es llamativo ver a la mujer hablando con los soldados, haciendo preguntas incómodas e indebidas: ella intenta comprender qué hacen unos chicos tan jóvenes en la guerra. Por eso, les exige que la miren a los ojos, que le muestren sus rostros, que la digan su edad. La señora, parca en palabras, interpela a uno de ellos y le pregunta que qué es lo que hace allí. Éste, como parece lógico, responde que él sirve a su patria. Otra vez, en este instante, el diálogo, construido de manera brillante por el director, saca un conflicto nuevo a relucir. Ahora, es un personaje distinto el que actúa y sobresale en la conversación soltando un pregunta retórica: ¿Por esta patria?
El problema de la situación actual de Rusia, visto desde un rincón remoto de la Federación.


Aleksandra, después de buscar respuestas en el campamento militar, se acerca al mercado de la ciudad. Con curiosidad, callejea por los puestos. Algunos ciudadanos chechenos la miran, la vigilan. Saben que es rusa, y, por eso, un chico joven se niega a venderla tabaco. La abuela está cansada y busca un sitio donde sentarse. En la tienda de Malika, y posteriormente en su casa, encuentra descanso. El odio de los chechenos a los rusos y viceversa se rompe con la relación que mantienen las dos señoras. El puente de unión, como demuestra Sokurov en esta escena, reside en que los ancianos ya se han odiado suficiente y están cansados de guerras sin sentido. Desde su punto de vista, todos somos iguales, y debemos querernos porque somos personas, nada más. Así, las mujeres no tienen problemas en dar de comer a Aleksandra en su casa, ni de abrigarla y dejarla descansar; mientras tanto, los jóvenes se odian, y el conflicto no termina.


Tras esta experiencia, la abuela se reencuentra con su nieto en el campamento. Ella, sosegada y tranquila, le anima a que hablen. Le habla de su marido y de la necesidad de encontrar una pareja para formar una familia. Aquí, transcurre un diálogo que me dejó pensando unos cuantos días. La anciana, huele a su nieto y descubre que ya se ha convertido en un hombre, porque huele como ellos. El nieto, habla sobre las mujeres y suelta una frase que en un principio parece un tópico, pero que no se vuelve contra él, como se podría pensar. Él dice: "-Todas las mujeres son iguales". Y Aleksandra contesta: "-Sí, porque todos los hombres sois maravillosos".

La escena, como el resto de la película, está acompañada de música de corte clásico. Pero, en este instante, se hace notable la unión que existe entre la escena y la banda sonora: abuela y nieto se unen en un abrazo redentor. Aquí, la imagen recuerda a las películas antigüas, al momento en que el héroe recoge en sus brazos a la mujer.

Por último, voy a dejaros una entrevista que le realizaron en Cahiers du Cinema, y que un blogger a recogido en su bitácora: entrevista a Alexander Sokurov.
En ella, deja unas perlas dignas de mención:
- "No conozco descanso alguno en mi actividad; nunca he dejado de hacer escuchar mi voz. Pocos realizadores tienen la posibilidad de trabajar tan intensamente. Después de Madre e hijo, del año 1997, empecé con tres proyectos nuevos. Vivimos en una época muy [replegada, ramassée], muy condensada, que nos impone trabajar con mayor rapidez. Pero, de todos modos, no podría estar una semana sin preparar algo, sin reflexionar sobre un nuevo film."

- "No podría trabajar con las ideas de otro, por ejemplo, con las de un guionista."

- "El arte nos prepara para la muerte. En su esencia misma, en su belleza, el arte nos fuerza a repetir ese instante final un número infinito de veces."

- "Cuando uno ve una película en una sala, cualquiera sea la suma que se haya pagado, también se paga en horas de vida. Una vez franqueada la puerta, una hora y media de nuestra vida se escapa irremediablemente. Ese tiempo no volverá jamás. ¡Imagínense cuál es la responsabilidad de un cineasta frente a hombres que van a perder una hora y medida de sus vidas para ver su obra!"

Además, Alexander Sokurov participó en la última edición del festival Punto de Vista de Pamplona, con el film Elegía de Moscú. En él, nuestro compañero Alex y Guillermo pudieron disfrutar de la obra de Nicolas Philibert, como quedó plasmado en el siguiente post: Nicolas Philibert, es y tiene.
No puedo despedirme sin que veáis el trailer, no es gran cosa y además está en italiano, pero sirve:



Página web de la película: Aleksandra.
Página web de Alexander Sokurov: The island of Sokurov.

Un saludo, la redacción de CinemaScope35.

"Burn After Reading" abre la Mostra de Venecia


Ayer, una 65º edición de la Mostra de Venecia más italianizada que nunca, abrió sus puertas con el nuevo proyecto de los hermanos Coen, "Burn After Reading". Por la alfombra roja de Venecia pasaron ayer Brad Pitt, George Clooney y Tilda Swinton, como escuderos de Ethan y Joel Coen. Tras el éxito cosechado con "No country for old men" (4 Oscar) los Coen repiten la fórmula humorística que ya pusieron en práctica con "Fargo", "Ladykillers" y "O Brother", es decir, personajes estúpidos, situaciones absurdas y nada de reflexión, únicamente humor.
Con un reparto de lujo, y un guión que asegura éxito "Burn After Reading" fue recibida en Venecia a carcajadas y con una intensa ovación del público.

Y es que parece que tras el dramón de "No country for old men" los Coen buscaban otra cosa, la intrascendencia absoluta, aunque por las primeras críticas recibidas, a pesar de no ser una obra maestra, este nuevo film es una auténtica lección de cine. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿cuál es el techo de los Coen? Porque si ya rozaron la gloria allá en los 90 con "Fargo", y tras tomarse 3 años de asuntos propios después de "Ladykillers", han vuelto con muchísima fuerza, así lo atesoran sus dos últimas realizaciones.

En España su estreno está previsto para el 10 de Octubre de 2008.

sábado, 23 de agosto de 2008

Daniel Sánchez Arévalo es un mendigo


Y de paso nos llama a todos ladrones, incultos y paletos

Daniel Sánchez Arévalo tiene una opinión muy particular sobre las descargas ilegales y también de aquellos que nos descargamos películas, incluídas las suyas.

http://www.elpais.com/articulo/Revista/Verano/mendigo/cine/elppor/20080821elprdv_6/Tes

Tras leer barbaridades así me vienen a la cabeza varias reflexiones:
  1. Como él mismo reconoce, Sánchez Arévalo es un paleto, es un paleto por no saber reconocer el poder de internet como distribuidor gratuito de cine, por no reconocer que si mucha gente fue a ver su "AzulOscuroCasiNegro" es por el boca a boca y por las recomendaciones en la red. Y por no ser capaz de reconocer que si mucha gente se descarga "AzulOscuroCasiNegro" en Emule y les gusta, las posibilidades de que vayan al cine a ver "Gordos", su nuevo proyecto, aumenta exponencialmente.
  2. Citando "Top Gun": "El ego de Sánchez Arévalo extiende cheques que su bolsillo no puede pagar". Porque irse al FNAC a ver si tienen su película, esperar que la tengan en primera línea, y al no verla ponerla él, es muy triste. Porque si haces eso, es que ni tú mismo reconoces tu trabajo, que no confías en sus posibilidades. Me recuerda a esos escritores que van a la librería preguntando por su libro, y cuando les reconoces ellos se ruborizan y te dicen: "No, si era por curiosidad".
  3. Visto lo visto, no pienso ir a ver una película suya al cine, nunca, ni aunque me inviten, ni aunque me invite él mismo. Es más, pienso descargarme "AzulOscuroCasiNegro" en el Ares y disfrutarla con mis amigos sin pagarle a usted ni un mísero euro. Porque así como pagué por ver "Los Cronocrímenes" de Nacho Vigalondo, porque se merecía ese dinero y volvería a pagar por verla. No haré esta excepción con usted porque usted no se lo merece.
Perdonen mi cabreo y mi saña, pero me molestan muchísimo los directores, músicos y artistas en general, que desprecian las posibilidades de internet como medio de difusión, y aún más cuando me insultan injustificadamente.
Aunque en una cosa estamos de acuerdo Arévalo y yo, el "top manta" es delito. Pero yo no soy un delincuente porque nunca compraría en el "top manta", no porque sea ilegal descargarse películas, sino porque detrás del "top manta hay mafias organizadas, que esclavizan a estos pobres trabajadores que vemos en nuestras calles arrastrando sacos de DVDs.

jueves, 21 de agosto de 2008

Alex de la Iglesia y su proyeco B.R.B. Nero


Tras "Los crímenes de Oxford", el director Alex de la Iglesia se ha embarcado en un proyecto completamente distinto, una serie de televisión. El encargo proviene de TVE, que parece ser que la destinará a TVE2 para, junto con Muchachada Nui y Mujeres Desesperadas, reflotar la audiencia, del que a mi entender, es uno de los mejores canales de la parrilla televisiva nacional.

El proyecto, conocido como "Plutón B.R.B. Nero", se estrenará en septiembre y constará, al parecer, de 26 episodios de una media hora de duración cada uno. Pero quién mejor que el propio Alex de la Iglesia para definir este nuevo proyecto;
la primera sitcom de ciencia ficción que se rueda en este país Estamos orgullosos de poder ofrecerte en riguroso directo el desarrollo de la misma día a día. Comienzo de rodaje: 23 de Junio. Comienzo de emisión: septiembre 2008. Numero de episodios: 26. duración de los episodios: 35 min. Situaciones francamente bochornosas: 10. Decorados absurdos: 5. Extraterrestres ridículos: 20. Masacres gratuitas con armas de rayos cósmicos: 15. Personajes y tramas totalmente inverosímiles: 354. Situaciones de cariño y ternura familiar: 0. Niños graciosos: 0.

Extraído del blog oficial de la serie http://plutonbrbnero.blogspot.com donde podemos leer las viscitudes diarias de un proyecto gigántesco tanto por trabajo como por recursos. Así para su primera irrupción en televisión como director, Alex de la Iglesia ha preparado un proyecto innovador tanto por su formato, es rara la serie española de menos de 1 hora de duración, esta apuesta por 35 min. (formato muy utilizado en EEUU). Y sobre todo innovadora por el género, ciencia ficción.
Alex de la Iglesia despierta pasiones y odios a partes iguales, muchos le consideran un director más del cine español, con todos los prejuicios que eso pueda suponer, para otros es un visionario y un innovador. A ver que tal sale este nuevo proyecto.


viernes, 15 de agosto de 2008

Esa sensación


Dirección: Christopher Nolan.
Guión: Jonathan Nolan, Christopher Nolan, Bob Kane, David S. Goyer.
Intérpretes: Christian Bale (Bruce Wayne/Batman), Heath Ledger (Joker), Aaron Eckhart (Harvey Dent), Michael Caine (Alfred), Maggie Gyllenhaal (Rachel Dawes), Gary Oldman (Gordon), Morgan Freeman (Lucius).
Música: Hans Zimmer, James Newton Howard.
Producción: Christopher Nolan, Emma Thomas, Charles Roven.
Fotografía: Wally Pfister.
Duración
: 152 min.
Año: 2008.
País: EEUU.

Sí, conozco esa sensación, y es maravillosa. Sales del cine abobado, disimulando una pequeña sonrisa que no acaba de dibujarse en tu boca, con el cerebro en otra parte, en otro mundo, en Gotham City. Esta situación merece estudio aparte, no seré yo el único que se quede embobado tras ver una película espectacular. Y es en ese momento, cuando tras dos horas y media de película el acomodador te envía a la oscuridad de la noche, cuando sientes que has vivido algo importante.

Porque Batman siempre es distinto, lo dirija quien lo dirija, Batman es un tipo oscuro, neogótico, con su punto de maldad. Porque aunque no lo parezca, el mundo está cansado de los superhéroes perfectos. Superman, El capitán América, Spiderman, no son más que una tropa de mindundis sin nada que contar, tan perfectos, tan buenos, que estás deseando que alguien les mate.

Y ahí apareció Christopher Nolan, revitalizando un personaje que llevaba diez años muerto. Y aunque su Batman Begins tuvo más detractores que apoyos, abrió la senda de lo que hoy, 3 años después, es este The Dark Knight.

Y sinceramente, es difícil hacer las cosas mal con un presupuesto así. Empezando por el elenco de actores, un reparto simplemente espectacular. Empezando por el dúo protagonista, que a pesar de la relevancia de los nombres, tiene muchos claroscuros. Un Christian Bale desfondado, falto de carisma, que en raros momentos nos recuerda la madurez demostrada en películas como American Psycho, y por otro lado, el recientemente desaparecido Heat Ledger, que llegó a esta película en su momento álgido, señalado como una de las grandes promesas del celuloide tras su trabajo en películas como Brockback Mountain, Candy o I'm not there. Y con esta contraposición de caracteres es fácil adivinar que el verdadero peso de la película es ese Joker al que Heath Ledger, deshumanizo y psicopatizó de un modo brillante. De este modo y con unos secundarios de lujo, como Gary Oldman, Michael Caine, Morgan Freeman... se redondea una trama de infarto.

Y con un plantel tan bueno, Christopher Nolan lo tenía fácil para hacerlo bien. Pero defrauda, defrauda en su labor como director un hombre que fue capaz de sorprendernos con Memento, pero del que no puedo decir nada bueno de su trabajo en Batman. Si en Memento la construcción de la trama era su principal baza, en The Dark Knight es su principal defecto. La debilidad de los planos es insultante y la trama está pésimamente construida. De ahí seguramente las dos horas y media de duración, porque han intentado juntar muchas historias en una única película, lo que provoca más de una desorientación para el espectador. Es una suerte de Alatriste, muerte por acumulación.
Pero para consuelo del espectador, la historia es buena, la base es sólida. Y a pesar del exceso de
información, logra mantenerte en tu asiento.

Todo esto conforma una realización muy hollywoodiense. Diálogos muy rápidos, sin puntos muertos que permitan reflexionar al espectador. Acción continua, sin bajones y cargada de sorpresas. Pero para sorpresa del espectador, estas características, que suelen ser propias de bodrios épicos como Troya o Alejandro Magno, crean una película muy interesante, cuya diferencia se fundamente en la lucha moral que exhala cada fotograma.

Si a esto le sumamos la magnífica música de Hans Zimmer, queda un film muy redondo, que no se hace largo, pero que en muchas ocasiones despista al espectador. Digna de ver varias veces, de saborearla, de dejarse encandilar por su oscurantismo, por su salvajismo, y por que no, para volver a creer en los héroes.
La adjudico un 8, y me quedo con ganas de volver a verla en breve.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Manos de topo


Creo que fue en el magnífico blog de Ángela donde oí hablar por primera vez de Manos de topo. Para ser sinceros, primero fue mi hermano el que los descubrió, luego me lo contó a mi, y entre ambos se lo contamos a toda nuestra cuadrilla, creo que fue a horas intempestivas en el camping del Petroleo Rock, cuando discutíamos sobre Schopenhauer mientras jugábamos al backgammon:
-"Eh! tíos teneís que escuchar a un grupo que es espectacular, se llama Manos de topo y cantan llorando"
-"Jajajajaja, ¿Cómo que cantan llorando? tienen que ser de coña"
-"Ya los veréis, además tienen un videoclip magnífico, que ganó un premio en un festival. Es sobre un tío que está enamorado de Marylin Monroe, pero ella no le hace caso y sale con Mister Potato, que casualmente es el Presidente de los EEUU. Bueno ya lo veréis porque os váis a desternillar".

Bueno no recuerdo si fue más o menos a sí, pero mi ebrio cerebro lo recuerda así. A lo que nos concierne: Manos de topo es un grupo indie que canta ,unas letras finísimas, haciendo una brutal ironía de los grupos poperos ñoñas.
El videoclip en cuestión corresponde a la canción "El cartero" y es una verdadera obra de arte, una pequeña demostración por parte de su director, Kike Maillo, de como hacer arte con una pequeña realización de 3 min. que además debe acoplarse a la perfección a una letra ya escrita.
El videoclip ganó en la sección de videos musicales del festival de cine independiente y de culto Cinemad 07.

Disfruten del video y de la música de este fantástico grupo.




domingo, 10 de agosto de 2008

Paul Newman se va


Si a todos nos dolió la retirada de las pantallas del actor Paul Newman, aún más tristes estamos ahora que se ha confirmado lo peor. Paul Newman se muere, es inevitable, sólo le quedan unas semanas de vida. Allá por enero empezaron los rumores sobre supuestos problemas de salud de Paul Newman, a día de hoy estos rumores se han hecho realidad y para nuestra desgracia serán los causantes de la desaparición de uno de los más grandes actores de Hollywood.

Paul Newman tiene cancer, y ni los médicos ni la quimioterapia han podido ayudarle. Lo más trágico de todo es que tanto él como nosotros sabemos que su vida tiene fecha de caducidad. Todo el mundo tiene que morir, a todos no llega nuesto momento, pero, a mi entender, lo peor de morirse es saber exactamente cuando va a ocurrir.
Dentro de unas semanas, quizás un mes, estaremos llorando la desaparición de uno de los últimos galanes de Hollywood. Ya se fueron Marlon Brando, Clark Gable, Gary Cooper, Humphrey Bogart, James Dean, y muchos otros, hoy el mundo debe prepararse para superar la muerte de Paul Newman.

Enlaces
El País
20 Minutos

miércoles, 6 de agosto de 2008

Tropa de Elite

Cuando no hay ni buenos ni malos

Dirección: José Padilha.
Guión: José Padilha, Braulio Mantovani, Rodrigo Pimentel.
Interpretes: Wagner Moura, Caio Junqueira, André Ramiro, María Ribeiro.
Música: Pedro Bromfman.
Fotografía: Lula Carvalho.
Año: 2007
Duración: 114 min.
País: Brasil.

Sabía que me sonaba de algo esta historia, lo tenía en la punta de la lengua pero no llegaba a rozarlo. Se había hablado mucho del fenómeno "Tropa de Elite", había arrasado en Brasil, alabada en Berlín, y pregonada a los cuatro vientos como la nueva "Ciudad de Dios" del cine brasileño. Pero esta humilde historia de poli bueno y poli bueno ya la había visto antes, y además no hace mucho, porque la trama guarda un asombroso parecido con la "American Gangster" que había sido elevada a los altares por la crítica y que a mí me había dejado un tanto frío.

Acostumbrado a ver como películas mediocres son brutalmente hinchadas por la crítica, me lancé a ver "Tropa de Elite" con cautela. El resultado no fue malo, podría haber sido peor, pero me volví a quedar un tanto frío. Coincido en que la película es muy chocante, muy impactante visualmente, pero su mensaje no penetra con la misma facilidad que la imagen.

El film narra la historia de un cuerpo de seguridad llamado BOPE, formado por pseudopolicías y cuya única misión es llegar a donde no llega la policía brasileña, que en el caso de Brasil es llegar muy lejos. Sólo hay dos requisitos para entrar a formar parte de este cuerpo policial, ser incorruptible y no tener escrúpulos. Porque si algo les falta a esta fuerza militar brasileña son escrúpulos, semejantes a las SS alemanas, tanto por sus métodos (la tortura es algo habitual), como por sus uniformes (negros), y por sus insignias (dos calaveras). Y todo este despliegue de barbarie, con el beneplácito de las autoridades, ¿por qué? Porque ellos son los únicos a los que pueden confiar la seguridad de las calles de Brasil.

Con todos estos alicientes la película promete acción, y la hay, cruda violencia de cine de verdad, no como en las realizaciones light de Hollywood. Pero toda esta acción se pierde si no hay un buen guión, y ciertamente este cojea por su principio, que ya se sabe, si quieres escribir una buena historia empieza por el final, pero en este caso les ha quedado mal principio. La primera hora transcurre entre una maraña de datos, flashbacks e historias cruzadas que desorientan y aburren al espectador. Gracias a dios la segunda hora del film desarrolla una trama interesante que es la principal miga de la película.

En lo concerniente a las interpretaciones podemos hablar del verdadero punto fuerte de la película, ejemplificando perfectamente los componentes de la sociedad brasileña, el poli bueno, el poli malo, la pija comprometida, el narco sin escrúpulos, el pijo camello... Sólo dos personajes se salen del esquema, el protagonista, el Capitán Nascimiento, y el aspirante a BOPE André Matías. En el fondo ambos son la misma persona, sólo que no lo saben. Fríos, calculadores, sádicos, pero a la vez tienen remordimientos, sienten, están vivos, sus vidas cambiarán en paralelo hacia rumbos inversos.

Con todo lo dicho esta película no merece mi absoluta desaprobación, podéis pasar un rato entretenido, no os conmoverá en exceso, pero algo os tocará, quizás este hecho tan contradictorio se desprende del excesivo ambiente de sermón de la narración, llegando a ponerte, injustamente, entre la espada y la pared.

Con un 6,5 creo que tiene suficiente.