martes, 29 de diciembre de 2009

"The humpty dumpty story", por Pablo Ibarburu


No tengo el gusto de conocer personalmente a Pablo Ibarburu, pero a través de su obra podemos intentar entender las neuras que barzonean por su cerebro. De Ibarburu se ha dicho que es "el travesti de Berio" pues aunque nació con cerebro yanki vivió muchos años atrapado en el cuerpo de un donostiarra (con todas las contras que eso tiene). A pesar de su apellido netamente guipuzcoano (y sus raíces zamoranas), es, sin duda, uno de los guionistas más prometedores del norte de Texas (en concreto de Denton).

Cojea del humor y es posible que se esté encasillando un poco en la comedia, es difícil saber si ante el drama tendría la misma virtuosidad que con los gags y los chistes. Pero, ¡qué demonios! estamos aquí para reírnos. En el blog macabroyfunesto podemos encontrar muchos de sus textos y, gracias a Youtube, podemos disfrutar del que, hasta la fecha, es su primer cortometraje, "The humpty dumpty story", con ese subtítulo tan floydiano de "just another egg on the wall".

"Humpty Dumpty" hace referencia a un acertijo ingles del siglo XIX que decía así:

Humpty Dumpty sat on a wall.
Humpty Dumpty had a great fall.
All the king's horses and all the king's men
Couldn't put Humpty together again.
Humpty Dumpty se sentó en un muro.
Humpty Dumpty cayó y pegó duro.
Todos los caballos y hombres del rey
No pudieron unir a Humpty de nuevo.
La respuesta, que ha trascendido a toda la cultura anglosajona hasta el punto de dejar de ser un acertijo, es el "huevo". Esta referencia se encuentra en el cortometraje, aunque, en realidad, narra una historia mucho más cruenta (y que nos podría pasar a cualquiera) de como unos padres quieren comerse a su hijo, que para más reiteración, es un huevo de un metro ochenta.






También hay que destacar el trabajo en la codirección de Andrea Aguirre y en el guion de Jonas Goode, "a Youtube star".


P.D. Si alguien ve una felación más brutal que esta entrada que me avise.