jueves, 30 de julio de 2009

"La pelota vasca"; Julio Médem



Esto es oportunismo, no voy a negarlo. Hoy hay dos muertos en Mallorca, ayer pudieron ser más en una ciudad en la que he pasado 18 años, Burgos. Al parecer ayer en la ciudad no se hablaba de otra cosa, yo viví lo mismo no hace mucho, al final uno acaba acostumbrándose al terrorismo. Por eso decidí ver el documental de Julio Médem, "La pelota vasca, la piel contra la pierda", sabía que me faltaban puntos de vista para entender los atentado de ETA y las profundas raíces del conflicto en Euskadi.
Hay temas en los que todo el mundo siente la necesidad de dar su opinión, éste es uno, dejen sus insultos después de leer todo mi artículo.

Dice Julio Médem que irse a vivir a Madrid le hizo ver Euskadi desde una nueva perspectiva, esta nueva visión le movió a estudiar a fondo el conflicto vasco. Por ello quiso hacer este documental liberándose del odio acumulado contra unos y otros. Por ello Médem quiso buscar a todas las partes del conflicto para entrevistarlos y que diesen su opinión sobre el conflicto vasco y su posible solución. La ausencia de portavoces tan importantes como el Partido Popular (quienes declinaron aparecer en un reportaje, donde, entre otros, está Arnaldo Otegi) o de alguien tan relevante como Fernando Savater, da buena cuenta de los intereses que tiene cada uno en solucionar el problema del País Vasco.



Y es que "La pelota vasca" es un documental que intenta buscar las causas del conflicto vasco, más allá del terrorismo etarra, y para ello da voz a todos sus partícipes, desde periodistas, políticos, músicos, historiadores... De partidos políticos tan diversos como Aralar, PSOE-PSEE, PNV, UPN, Batasuna... Una mesa de opiniones diversas que pivota sobre el diálogo. De fuera hacia dentro se habla del euskera, de los vascos, de los navarros, de ETA, de la autodeterminación... Para llegar a la conclusión de que sólo con diálogo se puede sacar adelante el conflicto vasco. Es curioso ver este video con las palabras que Gemma Nierga le quiso dedicar a Ernest Lluch tras su asesinato por ETA, es curioso porque Aznar y Puyol se quedan atónitos ante la palabra "DIÁLOGO", quizá porque nunca la entendieron.





El documental es de 2003, durante el gobierno en mayoría de José María Aznar, a quien los entrevistados consideran como uno de los mayores escollos para solucionar el problema vasco. Así lo expresa Iñaki Gabilondo:

"Yo no hablo del diálogo como una receta, hablo del diálogo como una actitud, y como un método, una cadena de muchos eslabones, y en este momento están cortados prácticamente todos, ni el primer eslabón vale (...) El PP digamos que se ha ocupado de que se desacredite el término y que se satanice a quien lo pueda manejar (...) Como menciones la palabra diálogo eres amigo de ETA, estás con el terrorismo y estás, no con las víctimas, sino con los asesinos".


Sin duda el diálogo es el primer paso, pero los entrevistadores quieren remarcar como desde diversos partidos, ejemplo del PP y más tarde el PSOE (a nivel de Madrid) están usando el terrorismo para conseguir rédito político, así las críticas a la Ley de Partidos y la ilegalización de Batasuna son mayoritarias:

"Quienes piensen que ilegalizando un problema, el problema deja de existir, se equivocan. Lo último que hay que hacer con ese mundo es darle argumentos para que profundice en su mundo."Eduardo Madina, presidente de las Juventudes Socialistas de Euskadi, víctima de ETA.

Otro aspecto fundamental del documental es el de las víctimas, siendo en su momento muy criticado el hecho de que Médem diese la palabra tanto a las víctimas de atentados como a aquellos que han sufrido torturas por ser abertzales o que tienen familiares en la cárcel. Recopilando lo que se ha dicho antes sobre los intereses del conflicto vasco, el film destaca como, muchas personas y organizaciones, han querido sacar beneficio del dolor de las víctimas:

"Distinguiría una cosa: las víctimas, y las asociaciones de víctimas". Xavier Arzalluz

"Lo que sí creo es que hay una especie de amenazados oficiales. Son casi amenazados profesionales, y hay otros que están igual de amenazados y que no lo dicen tanto". Iñaki Gabilondo, periodista

Y creo que a todos se nos viene a la cabeza el nombre de AVT, quien en su momento fue una de las organizaciones que más demonizó esta película de Médem, llegando a manifestarse a la puerta de la entrega de los Premio Goya de 2004 y pidiendo a Odón Elorza (alcalde de San Sebastián) que se retirase del concurso del Festival de Cine.


Algo que realmente me ha conmocionado del film es oir a Eduardo Madina, concejal del PSOE-PSEE víctima de ETA, quizá una de las personas más sensatas que hablan en "La pelota vasca" y uno de los que más esfuerzos hace por buscar una salida dialogada para el conflicto vasco. Un hombre que el día del juicio a los etarras que quisieron matarle tuvo que ver como ningún representante de la Asociación de Víctimas del Terrorismo iba al juicio, algo que sí se hace en otros casos. Quizá la AVT no considera víctimas a aquellos que quieren dialogar:

Yo no estoy en contra de la violencia de ETA, sólo, estoy en contra de la violencia. De la que ejerce un asesino que pone una bomba y mata, o la que ejerce un Guardia Civil o un yo qué se que, que tortura a otro porque cree que esa persona es no se qué. Eduardo Madina, "La pelota vasca" (3.25-3.45)

No siento un odio personal aumentado, porque primero no conozco la cara del que me puso la bomba. Me gustaría conocerle, le preguntaría cual es el precio que el pone a la vida de una persona. (...) Le diría que leyera, porque probablemente no la a hecho mucho, le diría que viajara, que conociera mundo, que vea que Euskadi es absolutamente genial. (...) y que matando por ella posiblemente se la esté insultando. Eduardo Madina, "La piel contra la piedra" (1.00-1.43)



Finalizo buscando la mirada de aquel pájaro que Médem convierte en el personaje principal de "La pelota vasca", ese "Txoria txori" de Mikel Laboa, sin prejuicios, que con todos quiere hablar. "La pelota vasca" no es un documental polémico, huyamos de este tópico, lo que si que hay son miradas polemizantes, las de aquellos que dedican su vida a investigar si uno está con ETA o contra ETA, si uno es nacionalista o no, si se considera vasco o español. El mundo no es blanco o negro, quedémonos con los matices.





5 comentarios:

José Miguel Sánchez dijo...

Buenísima entrada, subrayo cada una de las frases y los puntos que has destacado, tanto del conflicto como del documental.

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

Muchas gracias Josemi, espero que tú también disfrutases tanto como yo con este documental.

Ane dijo...

Me uno a Josemi, gran entrada esta. Comparto mucho de lo que has destacado en el texto pero sobre todo también la opinión de Madina. Cuando yo vi la peli también me llamaron mucho la atención sus palabras. La verdad es que es una pena que hubiera grupos que se negaran a aparecer en este film que, como tú mencionas, busca el diálogo. Dar voz e intentar ordenar un poco este puzzle que viene de largo.
La canción de Laboa es genial (por si te interesa tb suena en las ondas :) ) y le va al pelo a la peli!
Creo que volveré a verla ;)

Ane

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

Para tu información ya tengo lo mejor de Mikel Laboa descargada

Locutor dijo...

Buenas películas para una buena información.