martes, 12 de febrero de 2008

Rodeado de...


Otro Lunes de Cine. Hoy tocaba "No country for old men".

No sé que deciros. No sé por donde empezar.
A esta hora, la 1 y 50, más o menos, todavía estoy bajo los efectos de la rabia contenida.
Lo mejor será que la descargue escuchando algo de Emir Kusturica(aquel director excéntrico metido a músico, que desarrolla con su banda el "Punk gitano") que siempre me da ganas de bailar encima de la mesa.

La película ha empezado bien: formato gigante de palomitas, bebida.
Y, por supuesto, estaba el factor de que el film está escrito(adaptado de la novela de Cormac McCarthy) y dirigido por los hermanos Coen, que saben contar las historias de tal forma que despiertan en ti al niño más curioso, y produce que te fijes en los detalles más insignificantes.

Pero, poco a poco, los... no sé cómo llamarlos, "mal nacidos", "desgraciados", de la fila de atrás han empezado a desvariar y a decir lo primero que cruzaba su cabeza.
Cosas como "a mí me gustan más los gatos que los perros". O, por ejemplo, expresiones como: "has visto a x(nombre de amigo irrelevante) que feo se ha quedado"

Esas son las cosas que hacen que te desconcentres y pierdas el hilo. A partir de ahí mis sentidos se han vuelto más sensibles y han empezado a captar los ruidos más molestos que sucedían a mi alrededor. Por eso, la risa de los chicos de atrás se hacía infumable o los hielos de los vasos de Coca-cola parecían cobrar vida propia y bailar en tus tímpanos.

Lo peor, es que los protagonistas del concierto programado para tocar la napia no se daban por aludidos, y seguían con sus bobadas.

Recuerdo pocas cosas de la película, creo que mi cabeza se ha quedado con algunos momentos no violados por ruidos ajenos, cosas como Javier Bardem con una bombona de oxígeno, o algunas reflexiones de poli a punto de retirarse hechas por Tommy Lee Jones.



Me siento como una víctima que ha pagado 10 euros por ir al cine(entrada + palomitas) y que se ha quedado con la sensación de haberse perdido una buena obra cinematográfica.

Abogo por la idea de Pablo: colocar seguridad en las salas de cine para que puedan echar a la gentecilla. Yo me ofrezco como empleado, y creo que no seré el único.

Y si les apetece leer una crítica sobre "No country for old men", os dejo el link de la Butaca.net, que no está nada mal:
http://www.labutaca.net/films/54/nocountryforoldmen.htm


Pues eso, al cine:
Rodeado de mala gente.



Un saludo desde la redacción de cinemascope35

4 comentarios:

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

Para cuando una crítica nuestra?

"al cine" dijo...

Completamente de acuerdo con respecto a lo de la gente que parece que va al cine a todo menos a ver una película y que no nos deja disfrutarla a aquellos que sí apreciamos verdaderamente el séptimo arte.
Por cierto, agradecida de que hayais incluido mi blog entre los sitios recomendados. Seguid así! Un saludo desde "al cine".

Ane dijo...

Daniel. ¡qUÉ GRACIA! No he podido conterme con la anécdota.Enserio.
Respecto a la película te diría algo así como "que me expliquen el final, por favor."
Hay gente que dice que le sobra, para mi, me gustaría que me lo explicarán. Quiero pensar que por algo está ahí.
DESDE AQUÍ HAGO UN LLAMAMIENTO A ALGUIEN. :)
De la película, en sí, comparto totalmente esa sensación de curiosidad que te hacen despertar los Coen por no mencionar "el auténtico miedo y maldad" que despierta Bardem cada vez que entra en escena.
Con una simple bombona y su cara y su persona te hacen despertar sensaciones que ni la peor película de miedo. (notése la hipérobla señor Rivas:) )
Nos vemos en clase.
Ane, mucho más que una sandílla.

Anónimo dijo...

Por Guerrero Enmascarado:

Yo también me concentro fácilmente en los sonidos ambientales que la gente de la sala se empeña en hacer BSO de la película. Por cierto, los comedores de palomitas también los odio. Al cine se va a ver pelis, no a escuchar crujidos en estéreo. Pero sin duda lo que peor llevo de todo es escuchar algún comentario del tipo "Ahora es cuando..." y el comentario que le sigue, que siempre es anticipatorio de la escena venidera.

Sé que soy bastante quisquilloso, pero es que me desconcentro fácilmente de la peli y me centro fácilmente en chorradas del estilo. Y cuando una peli es NR -18, pues éso, que no pasen críos a estropearla... o que vayan con un mayor que se haga responsable.

Voy bastante al cine y, la verdad, cosas como éstas me hacen pensar en por qué pago 6 €urazos por peli con lo tranquilo y barato que sale verlas en mi casa.