lunes, 31 de marzo de 2008

La juventud perdida


Dirección: Manuel Martín Cuenca
Guión: Manuel Martín Cuenca y Lorenzo Silva, basado en la novela homónima de este último
Reparto: Luís Tosar (Pablo López), María Valverde (María), Mar Regueras (Sonsoles), Nathalie Poza (Eva), Manolo Solo (Francisco), Jordi Dauder (Alfredo), Yolanda Serrano (Alba), Enriqueta Carballeira (Dolores), Ángela Herrera (Elsa), Rubén Ochandiano (Manu)
Producción: José Antonio Barros
Música: Roque Baños
Fotografía:
Alfonso Parra
Año
: 2003
Duración: 95 min
País: España

Dicen que el bolchevique era aquel que quería fusilar a todos, a los que tenían dinero primero y a los pobres después. Con esta simple definición el bolchevique se nos presenta como un personaje deshumanizado, como un animal salvaje que ha salido de su jaula con ansia de venganza. Sin embargo el bolchevique no mató a todos, tuvo una flaqueza. Una flaqueza que le cambió la vida.

Pablo (Luís Tosar) es un ser más, un importante ejecutivo de treinta y tanto años que ha alcanzado el éxito empresarial. Aún así se siente vacío, sin expectativas, sin emociones, perdido en la cotedianidad del día a día.
Todo cambia cuando en pleno atasco en la Cibeles se da un golpe contra el descapotable de una pija histérica, Sonsoles (Mar Regueras) que tras dar parte al seguro le denuncia por supuestos daños físicos.
Descubre que vengarse de ella puede ser un buen aliciente en su anodina vida y dedica todo su tiempo a hacerla la vida imposible, la llama a casa, la amenaza, la sigue... En una de esas ocasiones María (María Valverde) hermana pequeña de Sonsoles, se cruza en su camino y todo cambia.

A partir de ese momento son sólo ellos, el resto de los personajes pasa a un sutil y necesario segundo plano. María y Pablo quedan, se ven, se conocen y se enredan en un bucle afectivo de inesperadas consecuencias.

La película supuso el paso a la gran pantalla del almeriense Manuel Martín Cuenca que hasta entonces trabajaba en cortos y documentales. Con la ayuda del escritor de la novela, Lorenzo Silva, consiguió una opera prima que deslumbró al cine español y europeo. De todas formas a mi entender el film no obtuvo la repercusión justa y fue bastante ninguneada en los Goya, consiguiendo unas pírricas 2 nomincaciones (Mejor actriz revelación, que ganó con justicia María Valverde, y Mejor Guión Adaptado). Debo recordar que en esa gala de los Goya 2004 competían películas como "Planta 4º", "Te doy mis ojos", "Mi vida sin mí", "Soldados de Salamina" y "Noviembre", de ellas he visto 4 de 5 y son claramente inferiores a "La flaqueza del bolchevique".


Si de algo sirvieron los desagradecidos premios Goya fueron para poner de relieve la aparición de una nueva estrella del celuloide, María Valverde, que con sus 15 años fue capaz de perturbar los corazones de media España.
Así pues la fuerza de la narración pasa a depender unicamente de las brutales actuaciones de Luís Tosar y María Valverde. Por un lado una quinceañera, María, en un papel de lolita kubrickiana, que supera registros interpretativos inpropios de una actriz de su edad, logrando así uno de los papeles femeninos mas dulces y conmovedores de los últimos tiempos.
Por su parte Luís Tosar crea, gracias a su interpretación, un personaje profundo y sincero, cargado de matices, de distensiones internas, de emociones encotradas. Así consigue que tu visión del personaje pase del asco más profundo a la identificacición total, de la desesperanza mutua a la ilusión.

Todo bien compuesto mediante el poco apreciado cine de autor y la música de Extremoduro crean un cuadro de sensaciones, una película de emociones que cambian al son de la relación entre ambos, una reflexión sobre la juventud, las ilusiones perdidas y los sueños. En definitiva; un lucha entre el personaje de María, joven, con ilusiones, futuro... y el de Pablo un ejecutivo treintañero de futuro sombrío y vida anodina.

Yo la planto un 8. De esas películas que deben verse en solitario, en la oscuridad de tu cuarto, y tras su visionado uno no puede irse directamente a la cama, sino que debe sentarse y reflexionar

P.D: Hoy martes la he vuelto a ver, una obra maestra, no hay palabras

2 comentarios:

José Miguel dijo...

Por vuestra recomendación, hoy he podido ver la peli y la verdad, me jode mucho que se me hubiera pasado este peliculón sin que nadie me lo recomendara. Tanto criticar al cine español y luego uno no sabe dónde están las pelis buenas que hay que ver. Tosar increíble, tremendo. Ya es hora de que a este tío se le reconozca como el buen actor que es, el segundo después de Bardem para mi gusto. María Valverde... qué decir, ya con 15 años apuntaba maneras, y de qué maneras! Sí, me subo al carro de los que recomiendan esta pelicula, carro en el que suena "Extremoduro", muy bien traída la música sí señor!

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

España tiene muy buenos directores del llamado "cine de autor" como Portabella, Jose Luís Guerín o Manuel Martín Cuenca. Pero no son tan reconocidos