jueves, 6 de noviembre de 2008

Pequeñas aberraciones

Dos noticias como dos puñales, dos grandes perdidas para el cine, dos razones para lamentarnos.
  • Joaquin Phoenix deja el cine por la música, o eso se desprende de sus palabras en la presentación de su última película "Two Lovers", Quiero aprovechar esta oportunidad para darles la exclusiva de que esta es mi última presentación como actor. No haré más películas. Demasiadas despedidas en poco tiempo, Paul Newman, Heath Ledger, ahora él, como se dice en los funerales "siempre se van los mejores". El dos veces nominado al Oscar, "Gladiator" y "Walk the line", el hermano de River Phoenix, el, en mi opinión, uno de los actores más apasionados de Hollywood nos deja por la música, al menos lo hace bien.





  • Los bastardos y profanadores de Hollywood se proponen matarnos a todos remake tras remake, segundas, terceras y cuartas partes, y demás despropósitos cinematográficos. Lo siguiente es Blade Runner 2. A ver, recapacitemos, esto ya es personal, no me ataquen Blade Runner, mi película favorita, una obra maestra a los ojos de Dios, un dios en sí mismo. El proyecto ha ido a parar a Travis Wright, co-guionista de "La cospiración del pánico" e incluye a uno de los productores de la primera parte Bud Yorkin. Tras tanta sacralización me pregunto ¿Sueñan los robots con ovejas metálicas? ¿Sueña Hollywood con ovejas metálicas? ¿Sueñan las ovejas metálicas con Hollywood? No jodan más por dios

1 comentario:

BoliBic dijo...

no llegará a la altura de su hermano, que en paz descanse.
My Idaho Privado es una gran película, sin duda, como casi todas las de Van Sant