domingo, 15 de marzo de 2009

Sunset Boulevard: La película homenaje


Sunset Boulevard (El crepúsculo de los dioses) es por méritos propios una de las grandes películas de la historia, y una de las que hay que ver antes de morir.
La historia de Billy Wilder sobre los últimos años de una estrella del cine mudo guarda muchas semejanzas con la vida misma de Clara Bow, convirtiendo, a su vez, al film en un magnífico homenaje a los inicios mismos del cine norteamericano como se puede ver por la presencia en una escena de Buster Keaton.
Así mismo la película recoge muchas de las características del cine de Wilder, con un guión finísimamente creado, de diálogos ácidos, humorísticos y jugando con los dobles sentidos. El propio protagonista creado para la película es una constante del cine de Wilder, un hombre joven cuya vida es más o menos monótona y constante (en este caso poco) y que ha tocado fondo, pero que al cruzarse con una mujer, siempre una mujer, se desencadena una acción con consecuencias trágicas para él.


La película alcanza su cenit al funcionar como un metefilm, un irónico y descarnado análisis de la industria de Hollywood, con una gran crítica hacia las estrellas extravagantes y los productores "visionarios" y por otro lado buscando hacer justicia con los verdaderos creadores de la máquina de los sueños, los guionistas. Para ello no pudo escoger a otra actriz que Gloria Swanson, famosa en los años del cine mudo, se decía que llegaba a recibir 10.000 cartas de admiradores a la semana y que vivía en un palacio estilo barroco italiano de los más fastuoso, el papel sobrepasaba ampliamente la ficción

Ganadora de 3 Oscar, poco más hay que decir, excepto veanla.

Yo soy grande, son las películas las que se han hecho pequeñas

2 comentarios:

Pablo dijo...

Si tuviera que escoger una película que representase al cine en toda su integridad, con su crudeza, su magia, su crueldad, su belleza y su esencia, sin duda sería "El crepúsculo de los dioses".
Porque no es una película cualquiera, no es tampoco un espectáculo agradable, sin embargo posee la magia de todo el séptimo arte, en una cinta magistral, soberbia e irrepetible, con el sello del maestro Billy Wilder.
Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

Möbius el Crononauta dijo...

Maravillosa e indescriptible. Toda la esencia del cine está ahí.

Saludos