sábado, 22 de agosto de 2009

Antichrist: una buena película



Lars von Trier tiene un universo cinematográfico muy particular, es difícil entrar en él; demasidado retorcido quizá, o demasiado explicito, tal vez. "Antichrist" tiene de las dos cosas, es psicológicamente retorcida y visualmente dura y escabrosa. No apta para no iniciados en la cabeza de Trier.


Si les cuento que una pareja que pierde a su único hijo y decide irse a una cabaña de las profundidades de un bosque de Seattle para estudiar el porqué de la tristeza y el sufrimiento, no parece una sinópsis muy atractiva, en manos de Lars von Trier se convierte en toda una clase magistral, Antichrist.

Estructurada en forma de tésis, con un prólogo, cuatro tomos: capítulo 1 ("La tristeza") capítulo 2 ("El dolor"), capítulo 3 ("La desesperanza"), capítulo 4 ("Los tres mendigos") y un epílogo, en Antichrist Lars von Trier bucea, de forma indirecta, en la obra homónima de Friedrich Nietzsche e intenta buscar una razón al miedo y el sufrimiento de la humanidad, es decir, el miedo a la muerte. Además se crea una interesante reflexión entre el papel de las mujeres a lo largo de la historia, portadoras de vida, y el trato que han recibido, especialmente en las cazas de brujas, Trier las identifica con la naturaleza; causas de vida y muerte, y es seguramente este diálogo vida/muerte el que el director otorga al sexo durante el film.


Aquí Trier usa a una pareja, Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg, como tipos humanos y prescinde de otros personajes (más aún, sólo salen ellos dos en la película), convirtiendo al film en una lucha entre dos mundos, el de la ciencia y el de la espiritualidad, la razón del personaje de Dafoe y la irracionalidad del personaje de Gainsbourg. Aunque como se ve más adelante, el caos se propaga y todos caemos en la irracionalidad.



Miento, en realidad hay un tercer personaje en esta película, y es la naturaleza, tanto la naturaleza humana como la naturaleza vegetal. Convertida en protagonista ya que actúa como contexto de nuestro miedo a la muerte, por que el film expone una naturaleza asesina, paradójicamente llamada aquí "Edén", el paraíso perdido, que acaba matando a sus hijos, a sus crías. Es decir, una naturaleza mortal, donde toda criatura lleva una existencia absurda que desemboca en la muerte.

Sin duda, el peso de la película lo crea von Trier y, sin embargo, sería muy distinta sin Charlotte Gainsbourg que consigue dar el dramatismo exacto a cada escena, una pena que el sumamente inexpresivo Willem Dafoe no vaya a la zaga, resultando poco creíble.



Respecto a la parte técnica, Antichrist comienza con imágenes muy cercanas al videoclip; en blanco y negro, mudo, narrativamente violento y con un ambiente de anuncio de lotería de navidad. Así, según avanza va derivando en un juego de luces y sombras. Fragmentos casi oníricos e ingrávidos se mezclan con otros más tenebrosos que buscan recrear las imágenes de terror de los grabados medievales y, sobre todo, la obra de Francisco de Goya, "Los desastres de la guerra"
Además el uso de la cámara en este film recuerda mucho a sus primeros trabajos como "Idioterne" y "Rompiendo las olas", sin apenas planos fijos, adaptándose a la mirada del protagonista y con planos cortos cargados de intimidad.



Dejo para el final el lugar de las polémicas y los abucheos, Antichrist fue abucheada por el público de Cannes, un público que evidentemente fue incapaz de soportar las salvajadas de Trier: violencia explícita, sexo aún más explicito, y perverso, y ciertas amputaciones difíciles de ver. Es cierto, Trier se salta muchas veces el pacto tácito entre espectador y director, pero debo matizar que es sólo al final de la película, y en ocasiones alberga una fuerza visual muy grande, como es zorro que dice: "Reina el caos". A pesar de ello, en mi opinón, Lars von Trier ha creado una película digna de ver, muy profunda e inteligente.

Si vomitan es que son humanos.

4 comentarios:

Xavier Vidal dijo...

Bueno... ya era hora que alguien hablase bien de Antichrist... tengo muchas ganas de verla, seguro que no decepciona.

Les animo a votar en La película de la década.

Más info: http://cachecine.blogspot.com

Angel "Verbal" Kint dijo...

Yo aún estoy dudando de si es una gran película o no...la verdad que desde que la vi no dejo de pensar en ella, cosa que también dice mucho a favor de ella. Me he propuesto publicar algo sobre ella en mi blog el viernes que viene.
saludos

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

Yo creo que es una película muy pensada, un guión muy trabajado.

Montapple dijo...

Es una auténtica obra maestra. La brutalidad de las escenas acompaña la dureza y el dolor de las reflexiones y los sentimientos tan duros expuestos en la película. El director ha sido muy valiente para hacer frente a sus miedos y exponer algo tan personal a los ojos de todo el mundo. Para mí, esta película es el punto álgido de la carrera de L.V.Trier y su película más general y moderna, alcanzando un nivel filosófico altísimo además de artístico.