martes, 23 de octubre de 2007

D.Cronemberg un hombre de principios





Titulo: Promesas del Este
Titulo Original: Eastern Promises
Género: Thriller
Nacionalidad: Canadá, Reino Unido, USA
Año: 2007

Director: David Cronenberg
Guion: Steve Knight
Reparto: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel, Armin Mueller-Stahl, Sinead Cusack, Jerzy Skolimowski




La película empieza con una escena en una barbería, todo parece normal: el barbero hace su trabajo y habla de manera distendida con su cliente, es de noche. Alguien entra al local y cierra la puerta por dentro.
Está claro, será una buena película de mafias en la línea de Coppola o Scorsese.
Pero pronto vemos que no se trata de una de estas películas que estabamos esperando, pronto caemos en que estamos ante una obra de Cronemberg y que para él realizar una película de género sería una traición a toda su carrera como director de lo paranoico y lo surrealista.
Pronto la navaja del barbero hace que la sangre salpique nuestros ojos.
Por un momento se me olvidó que estaba frente a una película del creador de la cabeza explosiva de "Scanners".

Y es que su trabajo a partir de la adaptación del comic "Una historia de violencia" parece haber tomado nuevos aires, la verdad. Digo esto y no que halla cambiado en su manera de filmar, porque a pesar de que el canadiense últimamente parece tener ganas de explorar otros mundos ajenos a la ciencia ficción, aún sigue fiel a sus principios.
Temas como la enfermedad degenerativa, los ambientes asfixiantes, lo grotesco, la metáfora contínua o la soledad son habituales en su cine.

Así en "Promesas del Este" se nos plantea ante todo el problema de la identidad, el personaje de Mortensen se ve obligado a tomar una serie de decisiones que le harán mutar a lo largo del film algo muy típico ( recordemos"La mosca" o el recientemente estrenado en España "El desayuno desnudo" ).
Finalmente éste descubre su cuerpo lleno de tatuajes y cicatrices que lo etiquetan como un elemento peligroso para la sociedad .
Aunque sus intenciones eran buenas, en la escena final de la película mientras medita sentado en una mesa del restaurante mafioso termina por darse cuenta que su existencia se semeja a la de la pequeña prostituta del diario. ¿Qué va a hacer a hora con su vida? ¿En qué bando se situará ahora que es rechazado en los dos?
Aunque en sus comienzos y debido en gran parte a la influencia del cine Underground de su tiempo y a la apuesta que hizo por el video como nuevo formato,Cronemberg no se volcó en una dirección artistica o una fotografía cuidada (prefería las imágenes frías, apenas tratadas o estudiadas) en esta película el aspecto plástico está tratado con sutileza.
Cuando ví la escena del gran banquete con todos aquellos colores cálidos y todo ese despliegue plástico debo reconocer que me recordó a la Cena de Navidad de Fanny y Alexander.
Para los espectadores con estómagos sensibles que temen ver esta película por miedo al habitual gusto del director por la casquillerría diré que en esta película apenas destaca esa faceta suya. Eso sí, parece ser que la mafía rusa prefiere los cuchillos de cocina a la hora de asesinar en vez de las típicas pistolas ya que estas últimas brillan por su ausencia.
LLama la atención cómo este director ha sabido reinventarse sin traicionar sus principios, algo cada vez más complicado de ver en el cine. Como decía en su último número la revista Cahiers du Cinema" se trata de guardar las formas sin perder el paso"


2 comentarios:

Ane dijo...

Chapeau Alex!

Me ha gustado mucho esta entrada, que me ha recordado que tengo todavía por ver "Una Historia de Violencia".

Nos vemos mañana en clase!

Un saludo,

Ane

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

Te ha salido niquelado, y tienes razón, se hecha de menos alguna escena con disparos y acción, teniendo en cuenta que es un film que aborda el tema de las mafias