viernes, 30 de noviembre de 2007

Y también dos huevos duros



Una noche en la ópera es una de las grandes películas de los geniales
hermanos marx. Una película que nadie debería morir sin ver. Uno de esas clásicas comedias a las que parece no pasarles el tiempo y con las que nunca paras de reir, cada escena es más tronchante que la anterior.

La historia es sencilla Ricardo Baronni (Allan Jones) es un cantante de ópera con mucho talento pero que no tiene ningún reconociminento. Está profundamente enamorado de Rosa (Kitty Carlise) con la que comparte algo más que la profesión, a su vez, Rudolpho Lasparri (Walter King) comparte con estos compañía de la que es tenor estrella. Este tiene también cierto interes por Rosa y no durará en hacer todo lo que esté en su mano para conseguirlo.


Por otro lado, la
Sra. Claypool encarnada por la actriz Margaret Dumont, es una rica señora que busca introducirse en el mundo social para lo que contrata a Otis B. Driftwood (Groucho Marx) que le aconsejará hacer una donación a la ópera de Nueva York para que pueda contratar al famoso Lasparri, erróneamente, este contratará al joven Baronni cuyo agente es Fiorello (Chico Marx).
Pronto descubren el error pero, aún y todo, Baronni que no quiere darse por vencido y no quiere perder el amor de Rosa se embarca junto con su agente Fiorello y el hermano de este como polizones en el barco que llevará la estrellas de la ópera a Nueva York.


Esta gran comedia recoge, mejor que nunca, la esencia de los hermanos Marx y ese humor que tanto les caracteriza. Cada escena es más graciosa que la anterior y los diálogos que le acompañan son ingeniosos, geniales y frescos. Esto, y la genialidad de estos hermanos hacen de esta película una comedia clásica, una película que hace que no pares de reir en cada escena.

Puede que a muchos de vosotros al haber empezado a leer sobre esta película os haya venido a la cabeza la famosa escena del camarote. Escena en la que no hay que perder detalle de cada frase que es mejor que la anterior, aquí os dejo el vídeo de la escena:










Otra escena que no podéis perderos de esta película es esta en la que Otis B.Driftwood intenta ocultar a un policía que tiene en su habitación del hotel escondidos a Baronni, Fiorello y su hermano:














Desde aquí recomiendo esta película para aquellos que buscaís buen cine con el que reir. Y, por favor, no os dejéis asustar porque esté en blanco y negro. Los clásicos como los Hermanos Marx nunca mueren.
Más información sobre la película:


*Para la elaboración de esta entrada he optado por buscar en dos recuros de información de la red: La Wikipedia y La Enciclopedia Británica. La información obtenida varía bastante, en primer lugar, la información que he encontrado en la enciclopedia británica está en castellano mientras que la de la Enciclopedia Británica en inglés. He elegido la de la Wikipedia porque me parece que la información que aparece está bastante más clara y mejor estructurada además de el que sea en castellano y me facilite la comprensión.


El artículo que he encontrado yo en la Wikipedia no necesita revisión pero si la necesitara, bastaría con clikear en editar, siempre teniendo mucho cuidado con lo que ponemos debido a los derechos de autor.


Además si, tuviera mejor información yo acerca del tema del que estoy informándome podría añadir lo que sé dándole a editar. En mi opinión dos herramientas muy interesantes de la Wikipedia son la tabla de conenidos que siempre aparece y que me permite estructurar la información y los enlaces externos que me facilita.


Ane Rotaeche Alquiza









1 comentario:

scarlett dijo...

ola,
esta pelicula m encanta.es una de esas peliculas que cada vez k la ves t ries más. me encanta sorbetodo la escena del camarote, y en la que salen del camarote y van a cenar.
he cumplido.