viernes, 9 de noviembre de 2007

Presentación de "La habitación de Fermat"


El pasado 8 de noviembre la universidad invitó a algunos de sus alumnos a asistir a la presentación exclusiva de La habitación de Fermat en Pamplona.Esta película que se estrenará en España el 16 de este mes había sido ya proyectada antes en el festival de Sitges y en el de Tanger.El motivo de que Piedrahita y Sopeña presentasen su trabajo en una humilde sala de Pamplona es que allí fue donde ellos vieron sus películas cuando estudiaban en la Universidad de Navarra.

Fue agradable ver como alumnos de esta universidad habían conseguido sus objetivos sin caer presas de la mediocridad y el cinismo que en muchas ocasiones nos inunda a algunos cuando pensamos en nuestro futuro laboral.
No, allí estaban ellos diciendo una y otra vez que no eran divos ni nada por el estilo, sino sólo dos alumnos ilusionados que al terminar la carrera decidieron dar rienda suelta a sus sueños.
La película estaba llenas de referencias y guiños al mundo universitario de aquí y en un principio, como nos confesaron, la película estaba pensada para ser rodada en Pamplona.

La película fue muy aclamada en Sitges donde los directores de la película confesaron que era el tipo de película que les hubiese gustado ver en el cine.

Fue curioso como respondió Piedrahita a una de las preguntas que se le formularon después de la película en Pamplona. Una chica le pregunto:

-¿Con esta película quiere decir que los matématicos son personas poco atraídas por las relaciones humanas?
A lo que el director respondió:
-Con esta película no hemos tratado de hacer una indagación en la personalidad o los sentimientos, nada profundo, sólo tratamos de hacer una película entretenida.

Me pareció muy curioso por su parte reconocer la verdadera finalidad de su opera prima. Hoy en día parece como si ya no tuviese importancia el cine como simple medio de entretenimiento, no ahora hasta la más nímia de las peliculas pretende ser profunda y filosofar sobre las mayores memeces.Aunque en la actualidad las películas de entretenimiento abunden, es difícil encontrar una verdaderamente buena y aunque no lo parezca entretenimiento y calidad no están reñidos.

Como Piedrahita explicó tanto en Pamplona como en Sitges, rodar en aquella habitación menguante resultó un verdadero problema, ya que cada vez que las paredes se movían un centímetro la fotografía, la iluminación o el atrezo cambiaba y eso una y otra vez resultó de lo más tortuoso.

Resumiendo, me pareció una muestra de humildad y honestidad que por desgracia no se da muy a menudo en el séptimo arte.
Tan discreto fue el acto que apenas los medios dierron fé de ello, pero ¿qué mejor publicidad que una sala de cine repleta de alumnos de comunicación entusiasmados que al salir de la proyección recomendarán la película a sus amigos?
Y eso es lo que me toca hacer ahora a mí, animaros a ver esta película, que no siempre el cine español duele.

Fuentes:
http://www.unav.es/fcom/noticias/2007/11/08.htm
http://www.ecuaderno.com/2007/10/05/la-habitacion-de-fermat/
Y mis ojos, como no.

6 comentarios:

Julia dijo...

¿Fuiste?

Las invitaciones habían volado para cuando fui.

:(

Daniel Rivas Pacheco dijo...

¡Qué suerte tuviste de poder asistir a la presentación!
El otro día vi una entrevista que le hicieron a Piedrahita y me pareció un personaje curioso. Ayer fue la proyección en la gran vía madrileña; espero que la suerte les sonría y sigan haciendo cine

Maria Larumbe dijo...

q envidia!!!!

yo tp pude verla:(:(

Ana dijo...

Un buen compañero de blog nos hubiese cogido entradas a todos...
Creo que de aquí en adelante deberemos realizar algunos ajustes de plantilla.

:p

el del septimo dijo...

Que pajaro siempre pillas las mejores entradas pero nunca avisas.
En fin, por lo menos lo as narrado de tal forma que no nos hizo falta ir a verla.

Anónimo dijo...

Alex me gusta como escribes tus entradas, estudio 2º de Comunicación Audiovsiual y me gusta el análisis que haces de algunas pelis. Yo como tu soy una novata, nada de profesioanlidad todavía y creo que tu comentario acerca de la finalidad del cine está acertada. No es sólo entretener pero tampoco filosofar.

Un diez para tus entradas.

Seguiré leyendolas si sigues con el blog.