viernes, 9 de noviembre de 2007

Sin guión no hay acción


El pasado martes 6 de noviembre en la capital de cine por excelencia, Los Ángeles, y en Nueva York tanto escritores como guionistas se lanzaron a la calle para protestar por la situación laboral actual que viven, según los datos recogidos en el periódico La Jornada, fueron unos 12.000 escritores los que apoyaron la huelga tras tres meses de negociaciones entre la agrupación de Escritores de América (Writers Guild of America) y las principales empresas de entretenimiento.

Los trabajadores sostienen que su situación como no es la tradicional, algunos de los trabajadores de este sector ganan mucho más que cualquier trabajadores del sector industrial o de servicios. A pesar de esto, sostienen que la avaricia empresarial que afecta a este sector es la misma que afecta a otros trabajadores, según declaró Sarah Durken (fuente citada en el Journal, New York Times) , escritora para programas de niños:" No somos trabajadores de hospital ni bomberos, sabemos eso –el mundo continuará girando. Pero creo que todos entienden el tema de la avaricia empresarial contra las necesidades de los trabajadores y sus familias”.

Una de las principales reivinindicaciones de este sector en huelga , tal y como se menciona en el periódico económico Expansión es la referida a los beneficios que las grandes empresas cinematográficas se enbolsan gracias a los beneficios generados por materiales publicados en internet según establecía la fuente no oficial proporcionada por la agencia EFE (intermediario)Ann Toback: "NBC Universal es una de las compañías contra las que nos manifestamos, ya que utiliza el material de nuestros miembros en Internet y no les paga por ello."

Datos sorprendentes acerca de los efectos económicos que tendrá esta huelga se nos muestran por la corresponsal del periódico Cincodías en Nueva York Ana B .Pérez, fuenta directa, y cito textualmente:"Para Hollywood es un revés económico porque el paro afecta a una industria que mueve 20.730 millones de euros anualmente y el 7% del PIB del condado de Los Ángeles. En 1988 fue la última vez que los guionistas fueron a la huelga. El paro duró 22 semanas y costó 345 millones de euros. Ahora los analistas estiman que de durar lo mismo el coste se dispararía hasta 2.070 millones de euros."

Según la fuente consultada swiss info el efecto que está teniendo en el trabajo diario se está notando, sobre todo, en aquellos programas de mayor audiencia en los que la huelga tuvo un efecto de desorganización debido a la negación de los guionistas a ceder en los piquetes. Un ejemplo de esto sería lo que está ocurriendo en los talk show en los que los guiones están puramente ligados a hechos de la actualidad.

Estos datos demuestran claramente la dependencia que existe entre guionistas e industria, estos dependen claramente de sus trabajadores, estas industrias necesitan de los guiones para funcionar, para producir y para llegar a obtener ese éxito del que disfrutan. Señoras y señores, sin guión, no hay acción.

1 comentario:

Daniel Rivas Pacheco dijo...

La verdad, que para hacer guiones de películas que acabarán en las tardes de antena3, no creo que haga falta tanto ruido, xD.

Un saludo rotaeche